Contratos de Adhesión

¿Qué son los contratos de adhesión?

Son aquellos en los que la institución supervisada es quien define clausulas y condiciones que lo rigen, quedando el usuario en libertad de contratar o no el producto o servicio ofrecido.

¿Qué debe contener un contrato de adhesión?

Los contratos de adhesión que las instituciones financieras celebren con los usuarios financieros, deberán tener como mínimo:

  • La descripción de producto o servicio financiero contratado: las instituciones financieras podrán documentar, en un mismo contrato, productos financieros que involucren la prestación de dos o más operaciones o servicios.
  • Los sujetos: Identificación y domicilios de las partes.
  • La vigencia, condiciones y procedimientos para realizar modificaciones en los términos y condiciones pactados, incluyendo la cancelación anticipada del contrato.
  • Comisiones y tasas de interés: Las comisiones indicando el concepto, la base y la metodología de cálculo y la periodicidad de las mismas. Para las operaciones pasivas, la tasa de interés nominal anual y tasa de interés efectiva anual.
  • Mecanismos de cobro o pago admitidos.
  • Plazo de prescripción para que el usuario financiero interponga un reclamo frente a la institución financiera, de acuerdo a la legislación vigente.

 

¿Qué tipos de contratos son contratos de adhesión?

Algunos ejemplos de Contratos de Adhesión que regulan Productos o Servicios Financieros son:

  • Contratos de Préstamo / Crédito.
  • Contrato de Cuenta de Ahorro / Depósito.
  • Contrato de Cuenta de Cuenta Corriente / Cheque.
  • Contrato de Seguro (Póliza).
  • Contrato de Crédito a utilizarse a través de Tarjeta de Crédito.
  • Contrato de Tarjeta de Débito.
  • Contrato de Préstamo Hipotecario.