Evit a ser un empleado tóxico

•Para que la convivencia sea sana y el ambiente de trabajo sea ideal o al menos apropiado no sea un empleado tóxico

•No dejes de leer “El jefe que no Contaba Chistes y el Empleado que Nunca se Reía” Paco Muro.

Los empleados tóxicos son personas que, entre muchas cosas, siembran discordia y crean tensión en una empresa además impide tener un equipo productivo, entonces una persona tóxica es aquella que afecta directa y negativamente a sus más cercanos en cualquier tipo de relación, sea pareja, amigos, familia o compañeros de trabajo causando daño en su entorno debido, entre otros aspectos; a su personalidad egocéntrica. Así lo manifiesta la Oficial de Capacitación la licenciada Saidy López.

En las organizaciones, un Colaborador Tóxico es una personas que trabaja en contra la organización afectando el ambiente de trabajo y la productividad requerida ejerciendo una influencia negativa sobre los equipos de trabajo, no sólo perjudicando el desempeño, sino el interés y la participación de cada uno de los colaboradores. Manifestó la Licda. López
Lo ideal es que desde el proceso de reclutamiento del personal se deben tomar las medidas necesarias para seleccionar al mejor talento, sin embargo; hay ocasiones en que las cosas resultan diferentes y se contratan perfiles negativos que pueden perjudicar gravemente el ambiente laboral, la productividad y los resultados de una empresa. Enfatizó.

Es recomendable implementar estrategias que puedan corregir este comportamiento como la capacitación y desarrollo del capital humano orientado a fortalecer la integración de los equipos de trabajo, la aplicación de una Evaluación del Desempeño y Evaluación 360 que promueva la reflexión a manera de generar el impacto positivo esperado, así como el optimizar el proceso de reclutamiento de personal. Concluyó.

COMO IDENTIFICAR UN EMPLEADO TÓXICO:

• No disfrutan los logros de sus compañeros o de la empresa. Sienten que ellos son los únicos que deberían ganar algo y no reciben bien los triunfos de otros.

• piensan que son incapaces de cometer errores, por lo que nunca aceptarán haberse equivocado e incluso podrían culpar a otra persona o a un grupo de sus errores.

• Son el tipo de empleado que aparenta ser bueno con los demás, o con los jefes en presencia de estos, pero cuando estas personas no están hablan mal a sus espaldas. Este tipo de empleado crea discordia en tu empresa y siembra habladurías.

• Hay empleados que en parte por soberbia siempre dan la contra a lo que los demás dicen o a lo que los jefes dicen sin justificar su posición racionalmente. Este tipo de empleados no solo son tóxicos, son peligrosos.

• Se quejan constantemente

• Se sienten agredidos constantemente, entre otras.

¡CAMBIA TU ACTITUD!